Bienaventurado el que se ríe de sí mismo porque nunca le faltarán motivos para reír
– Habib Bourguiba –

Es bien sabido por todos que el sentido del humor – y ojo que hablamos del humor sano que nada tiene que ver con la burla o con ridiculizar situaciones – tiene muchos efectos saludables. Infinitos estudios confirman que el sentido del humor hace todo esto – y mucho más – : Mejorar la creatividad y la capacidad de toma de decisiones, reforzar la motivación, acercar a las personas, cohesionar equipos y disparar nuestra generosidad. Ahí es nada.

Pero ¿Hasta qué punto provoca cambios la risa? Veamos un experimento de una psicóloga que investigó e hizo numerosos estudios sobre el tema: Alice Isen (Cornell University) para que cada uno saque sus propias conclusiones:

.

EXPERIMENTO DE LA VELA O CÓMO NOS AFECTA EL HECHO DE REÍRNOS ANTES DE ENFRENTARNOS A UN RETO

El experimento consiste en pegar una vela a la pared utilizando sólo los siguientes materiales: Una caja de cerillas, otra de chinchetas y la propia vela; con la única condición de que, cuando se encienda la vela, la cera no puede caer al suelo.

El resultado concluyó que el porcentaje de personas que conseguían resolverlo estaba en menos del 15%. Pero entonces, la psicóloga tuvo una idea. Puso un video cómico de 5 minutos que hizo reír a los participantes antes de realizar el experimento y los resultados cambiaron de  manera impactante: El porcentaje de personas que lo resolvía aumentaba entre un 65% y 75%.

Entonces ¿Cuál es la relación entre reírse y el aumento de aciertos en el experimento? Alice Isen fue contundente: La risa estimula la creatividad porque genera mayor flexibilidad cognitiva, ampliando así la capacidad de concentración y mejorando la toma de decisiones. Es decir, si nos reímos, nos relajamos, se nos dispara la creatividad, nos concentramos mejor y encontramos la solución al problema que tenemos delante.

LA RISA REMUEVE EL ORGANISMO Y SACA LO MEJOR DE NOSOTROS

Además de ayudarnos a ser más efectivos, tomarse la vida con sentido del humor es clave para nuestra salud emocional. No lo digo yo, lo dice la psiquiatra Marian Rojas: La persona que ríe activa el músculo orbicular del párpado, que tiene una relación con el sistema límbico. Eso genera endorfinas y sustancias positivas para el organismo. – Ojo con subestimar el poder de las endorfinas porque se sabe que tienen capacidades calmantes y de curación de síntomas superiores a los fármacos – Está comprobado que cuando uno se ríe a carcajadas hay una explosión luminosa en el cerebro, como se ha visto en resonancias magnéticas.

Confirmado: El sentido del humor es una vitamina para el cerebro muy buena para la salud.

Atención a la cantidad de cosas que nos pasan por dentro cuando nos reímos. Y cuidado que no estoy diciendo que uno siempre pueda reírse a carcajadas. En la vida ocurren sucesos y situaciones; como las que vivimos actualmente, de guerra y pérdidas; donde hay que llorar, que es igual de sanador que reír.

Pero para absolutamente todo lo demás, hay que reírse, y si es a carcajadas, mejor. Reírnos hasta que nos salgan endorfinas por las orejas para aligerar nudos, quitarle hierro a los errores, sacar al creativo que llevamos dentro y ver soluciones que antes no veíamos.  Así pues, que la paz sea contigo y las endorfinas se apoderen ti para que nuestro buen rollo atraiga más buen rollo y evitemos a las personas desinfladas que nos roban energía.

Así que – y esto sí lo digo yo – cuando no sepas qué hacer… SONRÍE.

Celia ManjavacasPeriodista, Responsable de Contenidos y Comunicación en The Cross Experience
Your Content Goes Here