Desmotivación general, baja productividad, alta rotación de empleados, impuntualidad… son algunos de los indicadores de que quizá necesites una mejora de la calidad en el entorno laboral y un adecuado clima organizacional. Para que una empresa pueda mantenerse es necesario que se encuentre en constante evolución, analizando cómo se ve afectada la productividad de sus empleados en cada momento, porque en definitiva la conforman las personas que trabajan en ella y sus éxitos dependen de ellas. Es increíble lo que se puede conseguir cuando la gente cree en sí misma.

Y para que ese clima sea considerado como adecuado debe poseer una serie de características, que explican por sí mismas la importancia del mismo. Algunos de los más destacables son:

  • Vinculación: conseguir que los empleados no funcionen de forma mecánica, sino que se comprometan con los objetivos.

  • Espíritu: deben sentir que sus necesidades sociales están siendo cubiertas, a la vez que sentir satisfacción por el cumplimiento de tareas.

  • Responsabilidad: cada uno debe conocer cuál es su trabajo y no necesitar de la aprobación de cada una de sus decisiones. “Sentimiento de ser tu propio jefe”.

  • Apoyo: desde arriba y desde abajo, tanto por parte de los jefes como del resto de empleados.

  • Identidad: que sientan que forman parte de la empresa y que su trabajo es valioso.

  • Tolerancia a los errores: la forma de actuar ante los errores debe funcionar como un apoyo y aprendizaje, no enfocada a generar culpabilidad.

  • Recompensa: las organizaciones deben centrarse más en el reconocimiento por un trabajo bien hecho que en la sanción.

Todos estos valores pueden convertirse en una ventaja competitiva si se gestionan de la manera correcta, ya que afectarán de forma directa a la productividad. Un clima organizacional positivo facilita la consecución de los objetivos que se persiguen , ya que se incrementa el sentimiento de pertenencia. Cabe destacar que los líderes de la organización son los principales encargados de crear y reforzar los valores que lo conforman.